Medicina holística para tratar el cáncer

Medicina holística para tratar el cáncer

Medicina holística para tratar el cáncer

“Cómo puede ayudar la medicina holística a tratar el cáncer?” es muy habitual que aparezca esta pregunta en consulta. Y siempre, lo primero que comentamos, es la importancia de seguir con el tratamiento oncológico convencional. Proponiendo, desde la medicina holística e integrativa, otros tratamientos que ayudarán a paliar los efectos secundarios del tratamiento oncológico y a aumentar la tolerabilidad de este, así como a mejorar la inmunidad y a frenar el crecimiento tumoral.

De este modo, podemos afirmar que la medicina holística e integrativa ofrece a las personas con cáncer un complemento al tratamiento oncológico.

En el presente artículo queremos profundizar en los tratamientos complementarios que nos pueden ayudar en cualquier fase del tratamiento de un cáncer: en la prevención, en el tratamiento del tumor activo y, en el post tratamiento, previniendo las recidivas.

Índice de contenidos

En el siguiente vídeo (extraído del directo que hicimos en Instagram) hablamos de cómo la medicina holística e integrativa puede ayudar a las personas con cáncer, con la Dra. Emma Esteve Concepción – Ginecóloga holística integrativa y miembro de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI) – y la Dra. Padma Solanas – Médico. Medicina ambiental e integrativa, terapia neural, nutrición ortomolecular.

Si lo prefieres, el contenido de todo el video está detallado en este artículo:

Características de la medicina holística: ¿qué es la medicina holística e integrativa?

La medicina integrativa es aquella que integra los conocimientos de la medicina alopática (medicina convencional) con los de la medicina biológica, naturista o complementaria.

De este modo se beneficia de un abordaje terapéutico más respetuoso con el organismo, siempre que sea posible, sin perder las valiosas aportaciones de la medicina alopática o convencional, como pueden ser las cirugías, el tratamiento del cáncer con antineoplásicos o el uso de antibióticos y otros medicamentos, cuando estos son realmente necesarios.

medicina holística e integrativa cáncer

Cuando a la medicina integrativa añadimos una visión holística, significa que también se tiene en cuenta todo aquello que afecta al paciente, tanto en el plano físico, como en el emocional y el social.

En nuestro Centro trabajamos con estos principios, puesto que tenemos muy claro que las partes de la persona forman un conjunto indivisible que trabaja de manera totalmente sinérgica, es más, creemos que en el cuerpo no existen partes, sino relaciones.

Es cada vez más frecuente la publicación de nuevas investigaciones científicas que evidencian la validez de muchas prácticas propias de las medicinas ancestrales (medicina tradicional china, ayurveda, entre otras), y la medicina naturista.

La medicina holística e integrativa y el cáncer

Desde la medicina holística e integrativa vemos la salud y la enfermedad como parte de un proceso de la vida. No están separadas, son un contínuum.

Entendemos que nuestro organismo tiene la capacidad de regenerarse, autocurarse o autorregularse.

De forma coloquial, podríamos afirmar que nuestro cuerpo tiene un médico interior que se encarga de ir curando y reparando los errores que se van produciendo en el organismo (producidos por factores internos y/o externos) evitando así, la enfermedad.

El problema viene cuando este médico interior tiene demasiado trabajo, y se le empiezan a escapar algunos focos. Aquí aparecen los trastornos funcionales, son fases de la enfermedad en las que el organismo aún no ha perdido completamente la capacidad de regenerarse.

Cuando hay demasiada sobrecarga en el organismo y se han cometido muchos errores que el médico interior no puede reparar, decimos que el organismo pierde la capacidad de autorregulación, concepto que desde la medicina biológica se conoce como “corte en la regulación”.

Este corte en la regulación, es el momento en el que el cuerpo entra en estadios de la enfermedad en los que hay una alteración celular, que puede avanzar hasta el cáncer u otras patologías celulares degenerativas. Una vez pasado este “corte”, es más difícil poder volver al estado de salud.

En medicina integrativa intentamos que la persona no cruce este “corte”, y, en caso de que ya lo haya cruzado, trabajamos para que su organismo esté lo más saludable posible y así, pueda tolerar mejor los tratamientos realizados desde la medicina convencional.

Una vez tenemos el cáncer establecido es complicado, solo con medicina integrativa y holística, poder revertirlo. Es imprescindible, por ende, que la persona siga con el tratamiento oncológico pautado.

Por otro lado, desde nuestro enfoque, proporcionamos a la persona una serie de herramientas que le ayudarán a mejorar su estado de salud y a tolerar mejor las intervenciones más agresivas del tratamiento.

Cómo puede ayudar la medicina holística e integrativa a las personas con cáncer

Siempre recomendamos, en primera instancia, seguir el tratamiento oncológico convencional. Añadiendo, otros tratamientos que ayudarán a paliar los efectos secundarios del tratamiento oncológico convencional y a aumentar la tolerabilidad de este.

De este modo, la medicina integrativa y holística ofrece a las personas con cáncer un complemento al tratamiento oncológico (en cancer de mama, colon, pulmón, colorrectal, próstata, estómago, entre muchos otros).

Puede ayudar en todas las fases del cáncer: en la prevención, en el tratamiento del tumor activo (aumentando la tolerancia del tratamiento y disminuyendo los efectos secundarios, así como a mejorar la inmunidad y a frenar el crecimiento tumoral) y, en el post tratamiento, previniendo las recidivas.

Como terapia coadyuvante del cáncer, los beneficios de los tratamientos propuestos desde la medicina integrativa y holística son:

Mejoran la calidad de vida.
Disminuyen los efectos secundarios o adversos de la quimioterapia y radioterapia.
Potencian la recuperación después de la quimioterapia y radioterapia.
Previenen las recidivas o la aparición de otros tipos de cáncer.
Incrementan la capacidad de autorregulación (autocuración) del organismo.
Reducen la inflamación.
Disminuyen la oxidación e inflamación.
Mejoran la respuesta inmune.
Contribuyen a frenar el crecimiento tumoral.

Antes de profundizar en los tratamientos alternativos específicos propuestos desde la medicina integrativa y holística, queremos poner en relevancia una idea general imprescindible para cualquier persona y fase: prevención, tratamiento o post tratamiento.

Resulta esencial mantener unos hábitos de vida saludables relacionados con la alimentación, la actividad física, la gestión emocional y el control del estrés, los hábitos de sueño y descanso, entre otros. Áreas que podemos controlar e incidir de forma consciente en beneficio de nuestra salud.

Por el contrario, hay que tener presente la existencia de aspectos que no podremos controlar, como, por ejemplo: la genética, algunos factores del entorno (como la contaminación) y algunos eventos vitales que escapan a nuestro control.

Es por lo que el mantenimiento de hábitos saludables en las áreas que podemos controlar es de vital importancia para poder contrarrestar aquellas áreas que escapan de nuestro control.

Gestión del estrés y de la salud emocional (de la persona enferma y del entorno familiar)

Cuando un paciente, y su familia, reciben una noticia tan importante como la de padecer un cáncer, entran en juego muchas emociones, especialmente el miedo.

Este hecho, sumado a que los tratamientos son largos y con fuertes cambios en la vida, hacen que sea muy recomendable el acompañamiento psicológico profesional.

A veces en la misma génesis de un tumor intervienen aspectos emocionales. Es conocida la relación del estrés crónico con la disminución de la respuesta inmune y la consecuente aparición de enfermedades, por lo que es importante, tanto en prevención como en tratamiento, hacer una buena gestión del estrés.

El estrés activa la respuesta de huida o lucha, es decir, el sistema nervioso simpático y el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, que nos preparan para la acción. Esto, en un momento agudo es importante y beneficioso, pero actualmente, una gran parte de la población está sometida a estrés de forma ininterrumpida. Los neurotransmisores que se activan en la respuesta a estrés, a largo plazo, deprimen la respuesta inmune.

Contrariamente, el sistema nervioso parasimpático, hace posible la reparación celular. El descanso y la realización de actividades placenteras nos activa este sistema nervioso parasimpático.

En consecuencia, conviene, especialmente en un cáncer activo, tener una vida plácida y placentera, sin estrés y con suficiente descanso.

Descanso

El descanso es esencial para la vida. Cuando dormimos nuestro organismo se pone en parasimpático y aprovecha para repararse y nuestra mente consolida las vivencias del día.

Si no existe un descanso suficiente por falta de horas o insomnio, el cuerpo no puede hacer estas funciones tan importantes, empeorando así nuestra salud.

Poco a poco el cuerpo se va sobrecargando y aparecen esas enfermedades para las que existe una predisposición genética o susceptibilidad ambiental.

alternativas naturales para el cáncer
Es, pues, muy importante, para la prevención, tratamiento o post tratamiento de un cáncer (o cualquier enfermedad), tener una correcta higiene del sueño con unos horarios más o menos constantes y unas 7 horas de sueño diario mínimo (en función de cada persona).

Además, hay que evitar los factores que pueden alterar el sueño como: el café y estimulantes (según la persona), las pantallas y luces blancas en la última hora antes de ir a la cama, los campos electromagnéticos, etc.

Alimentación

Debemos tener en cuenta que las células de nuestro organismo se alimentan de glucosa, es decir, de azúcar. Las células tumorales actúan de la misma manera y utilizan la glucosa para crear y reproducirse rápidamente.

También sabemos que las células cancerosas tienen más dificultad para usar fuentes alternativas de energía (como las grasas), esto nos da una ventaja, pudiendo actuar sobre su tendón de Aquiles.

medicina alternativa para el cáncer de colon

Con una dieta específica y mediante la actividad física, lo que se pretende es disminuir el nivel de glucosa en el organismo, cortándole así, el alimento principal a las células tumorales.

Desde la medicina holística e integrativa, en general, recomendamos, en el tratamiento de un tumor activo, una dieta cetogénica (baja en azúcares, hidratos de carbono y rica en grasas saludables, proteínas y verduras), antiinflamatoria, antioxidante y equilibradora hormonal. Además, para cada tipo de cáncer habrá unos alimentos recomendados u otros no permitidos.

Aunque estas pautas generales pueden ayudar, cuando la persona está en fase de tratamiento, es recomendable un acompañamiento y una supervisión nutricional personalizada, valorando el caso en particular.

Actividad física

El deporte incrementa las endorfinas, dando una respuesta de bienestar y activación del sistema nervioso parasimpático, como ya hemos mencionado anteriormente, el sistema responsable de la reparación celular.

Además, la actividad física mejora la glicemia en sangre (disminuye la cantidad de glucosa circulante, el tendón de Aquiles del tumor).

Asimismo, sudar contribuye a la eliminación de toxinas.

medicina alternativa tratamiento del cancer
Por todo ello, la actividad física, es muy beneficiosa tanto en la fase de prevención de un tumor como durante el tratamiento y para la prevención de recidivas.

Siempre es recomendable la supervisión de un profesional que nos recomiende pautas de ejercicio adaptadas a nuestras necesidades, pero esto, es especialmente importante en la fase del tumor activo, ya que habrá que tener en cuenta muchos más factores para adaptar la pauta de entrenamiento.

Reducir la exposición a tóxicos y disruptores endocrinos

Los tóxicos ambientales son todos aquellos agentes (denominados exposomas) que se encuentran en nuestro entorno y que contribuyen a la sobrecarga de nuestro organismo y al empeoramiento de nuestra salud.

Pueden ser de origen biológico (virus, bacterias, hongos), químico, o físico (CEM -campos electromagnéticos-, ruido, entre otros.)

Debemos tener presente que todo el mundo está expuesto a tóxicos ambientales y disruptores endocrinos, actualmente, la exposición 0 es una utopía.

Nuestro organismo no está preparado para eliminar estas substancias, o le es complicado gestionar la gran sobrecarga que le llega. Pero, lo que no podemos permitir es que nuestro cuerpo se llene de tóxicos hasta el punto de enfermarnos.

Es un tema muy extenso y complejo que requiere ser tratado en otro espacio. Si te interesa te recomendamos el artículo: Tóxicos ambientales: como reducir la contaminación en el hogar y prevenir problemas de salud.

Aunque una idea importante que queremos trasladar para la prevención, tratamiento o post tratamiento de un cáncer es:

tóxicos ambientales y cáncer
cancer y tóxicos ambientales
disruptores endocrinos y cancer
Cuando más se reduzca la carga tóxica (cantidad de tóxicos en nuestro organismo) y más aumente la salud de nuestro organismo (capacidad de eliminación, antioxidantes…), más salud podremos crear, y, por ende, estaremos contribuyendo a la prevención del cáncer.

Tengamos en cuenta que la OMS estima que el 95% de los cánceres son prevenibles, ya que se deben a factores ambientales y de estilo de vida.

Reducir la exposición a radiaciones electromagnéticas

Existe una relación importante entre la exposición a campos electromagnéticos, el descanso y la aparición de problemas de salud de todo tipo.

Se ha comprobado, con estudios publicados desde el año 1992, que cuando una persona está expuesta de forma prolongada a un campo electromagnético generado por corrientes del subsuelo, por antenas u ondas electromagnéticas, se debilita su organismo y esto acaba afectando a su salud.

Si quieres profundizar sobre este tema, te recomendamos leer el artículo dedicado a radiaciones electromagnéticas y salud intestinal

Por ello, es clave conseguir descansar durante las 7-8 horas de sueño en un lugar sano y protegido.
campos electromagnéticos y afectación a la salud, prevención cáncer, centre de medicina biològica de barcelona
campos electromagnéticos y afectación a la salud, prevención cáncer, centre de medicina biològica de barcelona

Para posibilitarlo te recomendamos algunos consejos para reducir tu exposición a CEM.

Genómica

Puede ayudar en la prevención del cáncer, ya que esta disciplina se encarga de realizar estudios genéticos con múltiples finalidades, entre las que encontramos:

  • Conocer la predisposición genética a padecer cáncer o determinados tipos de cáncer.
  • Conocer la tolerancia a distintos alimentos o grupos alimenticios: como los cereales, grasas, azúcares, entre otros.
  • Conocer la capacidad de detoxificación hepática.
  • Conocer la metabolización (procesamiento y eliminación) de determinados fármacos.
genomica en la prevención de un cáncer
Con la información que proporcionan los estudios genómicos se pueden cuidar aspectos específicos (tóxicos, alimentación, pruebas diagnósticas, entre otros) que contribuirán a la prevención.

En la fase de tratamiento del cáncer, habitualmente se utilizan fármacos muy agresivos, que pueden aumentar el nivel de toxicidad del organismo. Con la información individualizada que nos proporcionan los estudios de genómica, podemos actuar, desde la medicina integrativa, con un tratamiento que ayude a potenciar la función que desarrolla el hígado, y bajar, por ende, el nivel de toxicidad del organismo.

Además, algunos de los fármacos quimioterápicos, se eliminan por el hígado. Existen personas que eliminan estos fármacos de manera muy lenta, por lo que esto, les puede causar mayor toxicidad en su organismo. En cambio, existen otras personas que los eliminan muy rápido, hecho que les puede causar un menor efecto en el tratamiento.

Gracias a la genómica podemos conocer de qué forma el hígado del paciente está eliminando estos fármacos, pudiendo ajustar el tratamiento según sea conveniente.

Vitamina C en altas dosis y ozono endovenoso

En consulta, gracias a la Electroacupuntura de Voll (EAV) podemos determinar de manera personalizada qué tratamiento puede ayudar más a la persona con cáncer según sus características.

En general, siempre recomendamos sueros de vitamina C u ozonoterapia endovenosa (autohemoterapia), ya que mejoran la respuesta inmunitaria del organismo – y, por lo tanto, la defensa contra el tumor – y disminuyen los efectos tóxicos del tratamiento convencional.

Al disminuir los efectos tóxicos de los quimioterápicos o de la radioterapia, la vitamina C en altas dosis y la ozonoterapia, ayudan a que el tratamiento convencional se tolere mejor, es decir, los pacientes que hacen estas terapias son menos propensos a tener que parar el tratamiento oncológico por efectos adversos.

Los sueros de vitamina C y la ozonoterapia son tratamientos muy antioxidantes, por lo que, si están bien indicados, también pueden ayudar en la prevención primaria (antes de desarrollar un cáncer) o secundaria (para evitar recidivas).

vitamina c intravenosa tratamiento cancer
ozonoterapia barcelona tratamiento cáncer

Microbiota

Nuestros intestinos, también llamados “segundo cerebro” hacen mucho por nuestra salud e inmunidad.

Gran parte de las enfermedades que sufrimos están relacionadas con un estado intestinal deficitario.

Cuando el intestino está inflamado, la carga tóxica global del organismo aumenta mucho, dificultando así la detoxificación hepática.

Además, un intestino permeable facilita la aparición de sensibilidades alimentarias que tendrán al sistema inmunitario muy “ocupado”.

Para profundizar en todo lo relacionado con la microbiota, te recomendamos este artículo específico en el que hablamos de la importancia de nuestra microbiota y cómo podemos cuidarla.

Suplementación individualizada

Hay muchos suplementos que nos pueden ayudar en el tratamiento coadyuvante del cáncer. Hay que valorar cada caso, cada tumor y cada persona para decidir cuáles son aquellos que se ajustan mejor a cada paciente.

Terapia neural

La terapia neural nos puede ayudar a tratar las cicatrices de las intervenciones quirúrgicas que a menudo se hacen para extirpar los tumores. También en casos de neuralgias secundarias, entre otras cosas.

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico contra el cáncer?

Todas las intervenciones que se encaminan a mejorar nuestra capacidad de autorregulación disminuyen la inflamación y la oxidación del organismo, esto tiene un efecto directo sobre el sistema inmunológico.

Si el organismo está menos intoxicado, el sistema inmune se puede centrar en lo que es importante, el tumor.

Hay productos específicos que se pueden dar en función del cáncer y la persona, aunque hay que valorar cada caso en particular.

Si viendo el vídeo o leyendo el artículo te queda alguna duda sobre cómo puede ayudar la medicina holística e integrativa, también llamada medicina alternativa o complementaria a tratar, prevenir o evitar el avance de un cáncer, puedes plantearla en:

  • los comentarios del blog.
  • escribiendo un mensaje directo en nuestros perfiles de redes sociales: Instagram o Facebook.
  • contactando con el Centro de Medicina Biológica de Barcelona: llamando al 93 419 17 16 o enviando un correo a info@medicina-biologica.net.

Artículo escrito por: 

Dra. Padma Solanas Noguera
Dra. Padma Solanas Noguera

Médico. Medicina ambiental e integrativa, terapia neural, nutrición ortomolecular.

Bibliografía y estudios científicos:

Estudios sobre ozonoterapia:

Clavo B, Ruiz A, Lloret M, López L, Suárez G, Macías D, Rodríguez V, Hernández MA, Martín-Oliva R, Quintero S, Cuyás JM, Robaina F. Adjuvant Ozonetherapy in Advanced Head and Neck Tumors: A Comparative Study. Evid Based Complement Alternat Med. 2004 Dec;1(3):321-325. doi: 10.1093/ecam/neh038. Epub 2004 Oct 16. PMID: 15841266; PMCID: PMC538509.

Li J, Zeng T, Tang S, Zhong M, Huang Q, Li X, He X. Medical ozone induces proliferation and migration inhibition through ROS accumulation and PI3K/AKT/NF-κB suppression in human liver cancer cells in vitro. Clin Transl Oncol. 2021 Sep;23(9):1847-1856. doi: 10.1007/s12094-021-02594-w. Epub 2021 Apr 5. PMID: 33821368.


Estudios sobre vitamina C endovenosa:

Magrì A, Germano G, Lorenzato A, Lamba S, Chilà R, Montone M, Amodio V, Ceruti T, Sassi F, Arena S, Abrignani S, D’Incalci M, Zucchetti M, Di Nicolantonio F, Bardelli A. High-dose vitamin C enhances cancer immunotherapy. Sci Transl Med. 2020 Feb 26;12(532):eaay8707. doi: 10.1126/scitranslmed.aay8707. PMID: 32102933.

Ngo B, Van Riper JM, Cantley LC, Yun J. Targeting cancer vulnerabilities with high-dose vitamin C. Nat Rev Cancer. 2019 May;19(5):271-282. doi: 10.1038/s41568-019-0135-7. PMID: 30967651; PMCID: PMC6526932.

 

Estudios sobre estrés y cáncer:

Dai S, Mo Y, Wang Y, Xiang B, Liao Q, Zhou M, Li X, Li Y, Xiong W, Li G, Guo C, Zeng Z. Chronic Stress Promotes Cancer Development. Front Oncol. 2020 Aug 19;10:1492. doi: 10.3389/fonc.2020.01492. PMID: 32974180; PMCID: PMC7466429.

Artículos Relacionados
Deja un comentario

Your email address will not be published.Required fields are marked *