Epidemia por Coronavirus

Epidemia de infección respiratoria por un nuevo coronavirus (nCoV-2019):

El 31 de diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de varios casos de neumonía detectados en la ciudad china de Wuhan (provincia de Hubei) causados por un virus desconocido. Una semana después, las autoridades chinas confirmaron la aparición de un nuevo coronavirus de la misma familia que el virus causante de infecciones respiratorias de vías altas comunes y también de los llamados SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo – Severe Acute Respiratory Sindrome) y MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio – Middle East Respiratory Síndrome) identificado como “nCoV-2.019” ( 1)

Aunque la mayoría de los casos se han detectado en la zona de Wuhan, también se han registrado en otras regiones de China, y han empezado a aparecer algunos casos por otros países. ( 1)

En este momento todavía se desconoce con exactitud el nivel de transmisibilidad de este brote, la virulencia, el tiempo de incubación o incluso el origen exacto, aunque por similitud con otros Betacoronavirus conocidos las autoridades sanitarias consideran que se transmite principalmente por las gotitas de saliva que salen de las mucosas respiratorias de más de 5 micras y que el periodo de incubación puede oscilar entre 2 y 14 días, ( 1)

La OMS, las autoridades chinas y expertos mundiales trabajan para conocer más cómo afecta a los humanos, y que tienen que hacer las autoridades sanitarias de cada país para responder.
El Dr. W. Ian Lipkin, epidemiólogo en la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y consejero de la OMS y del Gobierno chino durante la epidemia del SARS ha informado que “La mayoría de los casos mortales son personas de edad avanzada o que padecían una enfermedad crónica con problemas de salud en su mayoría graves, que aumentaban su sensibilidad a las enfermedades infecciosas”. Aun así es necesario tomar precauciones para que la epidemia no siga extendiéndose. (3)

Cómo protegerse de los virus

Como ya he comentado, los virus se encuentran principalmente en las gotitas de saliva que expulsamos al toser o estornudar y por el contacto directo con las secreciones mucosas. (1)
De ahí la importancia de respirar por la nariz y mantenerla limpia con lavados de agua marina, y el uso mascarillas protectoras en caso de estar con personas enfermas y en lugares públicos muy concurridos.

Si tosemos o estornudamos debemos poner la zona del codo delante de la boca y evitar taparla con la mano. En todo caso con un pañuelo doblado. Si no nos hemos acordado de hacerlo debemos lavarlas bien con agua y jabón y en su defecto con algún producto para la limpieza de manos como los que se usan en los hospitales y que pueden encontrar en las farmacias.
Procurar mantener una distancia de al menos 1 metro entre usted y otras personas, especialmente si tosen o tienen fiebre.

También es importante evitar el contacto con las mucosas (nariz, ojos y orejas) sin habernos lavado las manos, especialmente si hemos estado en lugares públicos, o después de tocar animales y productos de origen animal; animales enfermos o productos animales en mal estado sobre todo en el mercado (por ejemplo, perros y gatos callejeros, roedores, pájaros, murciélagos). Evite el contacto con desechos o fluidos animales potencialmente contaminados en el suelo o las estructuras de tiendas e instalaciones de mercado.
Evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocidos.

Manipule la carne cruda, la leche o los órganos animales con cuidado, para evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos, de acuerdo con las buenas prácticas de seguridad alimentaria.
Las personas que reciben paquetes de China no corren el riesgo de contraer el nuevo coronavirus. Por análisis previos, sabemos que los coronavirus no sobreviven por mucho tiempo en objetos, como cartas o paquetes. (2)

No hay evidencia de que los animales de compañía/mascotas, como perros o gatos, puedan infectarse con el nuevo coronavirus. (2)
Las vacunas contra la neumonía, como la vacuna neumocócica y la vacuna contra la influenza Haemophilus tipo B (Hib), no brindan protección contra el nuevo coronavirus. (2)

Desde la medicina integrativa, además de los consejos de precaución, consideramos que la forma de disminuir el riesgo de contagio es mantener el sistema inmunológico en las mejores condiciones posibles.

Para ello es importante valorar su estado de salud y reforzar las defensas con aportes personalizados, valorando la necesidad de minerales, vitaminas, antioxidantes, medicamentos homeopáticos, descanso y una alimentación adecuada.

Recuerde la importancia de un buen sueño reparador para mantener el sistema inmunológico en las mejores condiciones.

 

Referencias:

1. Informe del Col.legi de metges de BCN
2. Informe de la OMS
3. Austin Ramzy. “Coronavirus Deaths Are So Far Mostly Older Men, Many with Previous Health Issues”. NYT. 23 Jan, 2020.

 

Dra. Assumpta Mestre