Dietética y nutrición

Aunque la palabra ‘dietética’ acostumbre a asociarse comúnmente al tratamiento de la obesidad y a ciertas restricciones alimentarias, lo cierto es que introducir cambios en nuestra alimentación constituye una ayuda inmejorable -incluso puede ser su solución- a la hora de tratar ciertas alteraciones del organismo, y muy especialmente para prevenirlas.

Los síntomas derivados de una mala alimentación no se restringen al ámbito intestinal (restreñimiento, diarrea, flatulencias, acidez, malestar abdominal, dolor…), sino que también se pueden manifestar de otras muchas formas, ya que la correcta alimentación es la base del funcionamiento de nuestro organismo. Una nutrición deficiente puede contribuir a generar o perpetrar enfermedades ciertamente graves.

Así pues, cualquier persona puede beneficiarse de una dieta adecuada a sus necesidades; por eso la alimentación forma parte imprescindible de nuestros medios terapéuticos.