Método Hipopresivo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Los ejercicios abdominales hipopresivos son preventivos a nivel de salud y actividad física, ya que disminuyen la presión abdominal. Se trata de un método creado por el Dr. Marcel Caufriez, experto en kinesiterapia y readaptación, y urólogo-ginecólogo. A partir de 2006, decidió abrir su campo de actuación y realizar una adaptación de su método al fitness y el deporte, obteniendo unos beneficios muy notables en lo referente a la correcta colocación corporal y la creación de una hipopresión en la zona abdominal que consigue reclutar las fibras musculares responsables de la postura y del grado de tonicidad del suelo pélvico.
Los ejercicios hipopresivos se prescriben en la recuperación postparto, ya que a partir del control de la respiración y del diafragma conseguimos un ascenso visceral y evitamos que en el futuro se den posibles incontinencias urinarias de esfuerzo. Además, ayudan a tonificar de manera conjunta la musculatura de la faja abdominal, del suelo pélvico y de los estabilizadores de la columna vertebral, a la vez que desarrollan la resistencia muscular.

¿Qué dicen las investigaciones sobre los hipopresivos?
A) Reducen el perímetro de la cintura en un 8%.
B) Mejoran la postura, disminuyendo las lordosis lumbares y cervicales, y la cifosis dorsal.
C) Aumentan la fuerza del suelo pélvico en un 20%.
D) Mejoran la resistencia al aumentar la EPO (hormona de síntesis que aumenta la producción de glóbulos rojos, encargados de facilitar el intercambio de oxígeno en la sangre) hasta un 65% .
E) Aumentan la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica al elevar el metabolismo.
F) Mejoran las prestaciones sexuales en mujeres y hombres, a causa del incremento de la vascularización, esto es, la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico.
G) Evitan y prevén la incontinencia urinaria.
H) Gestionan correctamente las presiones abdominales y prevén lesiones.
I) Evitan los prolapsos y la caída de los órganos internos.

¿Cuándo podemos sentir estos síntomas?
A) Embarazo y postparto: la principal causa de debilitamiento, aunque a veces sus efectos no se vean hasta pasados unos años después del parto. Si hubo algún desgarro (incisión quirúrgica en la zona del perineo femenino) el deterioro es mayor, así como si se ganó mucho peso durante el embarazo.
B) Postparto: después del parto se suelen hacer ejercicios abdominales sin considerar cómo están los músculos del suelo pélvico.
C) Práctica deportiva: los deportes en los que hay impacto, es decir, saltos (atletismo, tenis, aeróbic, baloncesto…), aumentan la presión intrabdominal y pueden empeorar el tono muscular pélvico.
D) Menopausia y envejecimiento: los cambios hormonales ocasionados por la menopausia pueden producir una pérdida de flexibilidad de los músculos del suelo pélvico, además, con el paso de los años, se van atrofiando al igual que ocurre con cualquier otro músculo que no se utiliza.
E) Herencia: prácticamente dos de cada diez mujeres tienen una debilidad innata en los músculos del suelo pélvico.
F) Hábitos cotidianos y otros factores: hay algunos hábitos cotidianos que también perjudican a todos estos músculos:
1. Retener la orina y empujar con fuerza al vaciar la vejiga.
2. Vestir con fajas o ropa muy ajustada.
3. La obesidad y el restreñimiento.
4. La tos crónica y, en general, cualquier aumento de la presión intraabdominal.

hipopressius

Contraindicaciones
– Personas con la tensión arterial alta, debido a la necesaria apnea espiratoria que puede provocar un incremento de la misma.
– Procesos inflamatorios abdominales graves que relajan la faja abdominal, siendo más complejo incrementar el tono muscular.
– Mujeres embarazadas, sobre todo en los últimos meses del embarazo y durante el período de cuarentena.
– Si el médico ha recomendado no realizar actividad física.

Pautas básicas para la correcta realización de los ejercicios:
1. Correcta colocación en la posición inicial.
2. Auto-elongación: estiramiento axial, como si quisiéramos crecer.
3. Alejar los codos del cuerpo, ensanchar el tronco.
4. Importancia de la apnea espiratoria: vaciar los pulmones de aire.
5. Abrir las costillas en la apnea, y evitar inspirar durante su realización.
6. Estiramiento del diafragma: se inspira, se abren las costillas con los dedos y se expulsa el aire.
7. Mantener un ritmo correcto entre los distintos ejercicios.
8. Cada sesión durará entre 20′ y 30′.

air activewww.air-active.com
info@air-active.com
684 09 82 18

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Etiquetat amb: , , , , , ,
Publicat a Consells de salut